BIENVENIDO A MI BLOG

Bajo los molinos de la Mancha, empiezo mi sueño , mi nuevo blog de recetas que aprendí durante toda mi vida. Me gusta mucho la cocina tanto que ha sido mi trabajo: cocinera en mi propio negocio y despues de hacer dos blogs para mis hijos de sus restaurantes. Hoy empiezo el sueño de este blog para compartirlo con todos vosotr@s, solo pretendo dar rienda suelta a una de mis aficiones y mostrarlo a quien quiera asomarse hasta aquí, gracias por ello. GRACIAS por entrar te deseo que tengas un maravilloso día desde Albacete la vida es en parte como tu quieres que sea)

viernes, 8 de junio de 2012

LICOR DE NUECES


Ya se acerca el día de San Juan y esta receta la tenemos que hacer
por que luego para navidad está muy Rico este licor de Nueces.

Ingredientes:

9 Nueces verdes por cada litro de vino,
 vino tinto,
 azúcar,
 cazalla.
Preparación:


Este es un vino macerado con nueces verdes, que por su alto contenido en yodo, va muy bien para estimular el apetito, además de que entra muy bien y con un contenido en alcohol bastante decente.
La receta es la siguiente: Se ponen a macerar nueve nueces verdes, partidas a trozos, por cada litro de vino que se quiere preparar. Según costumbres ancestrales, las nueces tienen que cogerse la noche de San Juan.
Se tiene macerando el vino durante cuarenta días al cabo de los cuales, se retiran los restos de las nueces y se añade un Kg. de azúcar por cada cuatro litros de vino y un litro de cazalla, también por cada cuatro litros de vino. El azúcar debe disolverse adecuadamente y antes de verter el cazalla, ya que de lo contrario la disolución es muy difícil debido al alto contenido en alcohol del cazalla.
Una vez terminada la operación, se puede embotellar, pero colando la mezcla obtenida, ya que la nueces disueltas dejan un poso que afea un poco el producto. Se suele abrir para navidad para degustar este rico licor,
La cazalla es un licor fuerte parecido al aguardiente Por cada litro de vino harán falta 9 nueces, que según la tradición han de cogerse la noche de San Juan (aunque eso solo es recomendable en años de primaveras muy frías, o en zonas de montaña; de lo contrario, para esa fecha están ya demasiado duras para trocear. Las nueces se trocean si se puede en porciones menudas y se dejan macerar en el vino durante 40 días, conviene hacerlo en tarros de cristal o vasijas cerámicas tradicionales, guardándolas en un rincón seco y oscuro.

resultante se embotella y se deja reposar, de nuevo en sitio seco y oscuro,cada 15 días agitaremos,las vasijas, y dejaremos reposar durante al menos 3 meses o sea, que estará perfecto para degustar hacia Navidad.

En el proceso es importante observar cada pocos días el vino durante la maceración, eliminando los trozos de nueces que queden flotando, si son trozos gruesos, pueden fragmentarse en otros más pequeños, que normalmente se hundirán. Si se dejan trozos flotando o no se trocean las nueces, se corre el riesgo -sobre todo si la nuez está aún demasiado verde- de que se produzca la fermentación del almidón del fruto, dando lugar a acetona se notará enseguida por el olor a laca de uñas, obligando a tirar el vino.