BIENVENIDO A MI BLOG

Bajo los molinos de la Mancha, empiezo mi sueño , mi nuevo blog de recetas que aprendí durante toda mi vida. Me gusta mucho la cocina tanto que ha sido mi trabajo: cocinera en mi propio negocio y despues de hacer dos blogs para mis hijos de sus restaurantes. Hoy empiezo el sueño de este blog para compartirlo con todos vosotr@s, solo pretendo dar rienda suelta a una de mis aficiones y mostrarlo a quien quiera asomarse hasta aquí, gracias por ello. GRACIAS por entrar te deseo que tengas un maravilloso día desde Albacete la vida es en parte como tu quieres que sea)

martes, 28 de abril de 2009

Pimientos rellenos de merluza y cangrejos

Dificultad: Media
Nº de Personas: 4
General
1 y 1/2 vaso (de los de agua) de aceite
agua
1 pellizco de azafrán
1/2 kilo de cangrejos
1 plato con harina (para rebozar)
2 huevos (para rebozar)
1/2 vaso (de los de vino) de leche
40 gramos de margarina
1 cebolla mediana (100 gramos)
1/2 kilo de merluza
1 lata de pimientos de piquillo (400 gramos)
sal
Preparación:

Quite la piel y las espinas a la merluza, pásela por harina y fríala. Resérvela. Quite a los cangrejos la aleta central de la cola, para que salga su intestino; lávelos rápidamente en agua fría y échelos en agua hirviendo ligeramente salada. Cuando estén rojos, escúrralos en un colador. Separe las cabezas de las colas, pele éstas y resérvelas. A las cabezas quíteles las partes duras y macháquelas en el mortero con la margarina y un poco de leche del vaso.

Escurra los pimientos en un paño. En una sartén ponga algo más de la mitad de la mantequilla de cangrejo, espolvoree con harina y dele unas vueltas con una cuchara de madera. Añada poco a poco la leche que le quedó, sale ligeramente y deje cocer un par de minutos, dando vueltas. Agregue la merluza en trocitos.

Rellene con esta bechamel de merluza los pimientos y meta en cada uno una cola de cangrejo. Ciérrelos con un palillo. Páselos por harina y luego por huevo batido como para tortilla y vaya friendo los por tandas. Resérvelos.

En una cacerola amplia ponga el resto de la mantequilla de cangrejo a calentar y rehogue en ella la cebolla picada fina, dejándola hasta que esté transparente. Luego, añada un vaso de agua y el azafrán desleído antes en el mortero con un poco de agua. Sale con moderación.
Coloque los pimientos en una cazuela de barro sin que se monten. Si hiciese falta, añada algo de agua para que queden apenas cubiertos y cuézalos despacio durante 10 minutos.

A la hora de servirlos, pase la salsa por la batidora y échela por encima.